33 Copas de Hidromiel

$5.00

De bolsillo, pero potente

33 Hidromieles es un diario sobre hidromiel que ofrece una forma sencilla de registrar notas de catas en un pequeño y práctico formato de cuaderno.

Pensado para ser rápido

El diario de hidromiel está diseñado para ser fácil de usar. Es difícil sostener un cuaderno en una mano, un lápiz en la otra, y tener otra mano libre para sostener tu vaso de hidromiel. Tomar notas con 33 Hidromieles es tan simple como marcar algunas cajas y llenar algunos hechos básicos.

Rueda de sabor de hidromiel La rueda de sabor en 33 Hidromieles puede usarse para recordar rápidamente el sabor distintivo de un hidromiel tiempo después de haberlo probado. Para valores bajos de un sabor, llena los puntos cerca del centro de la rueda. Para el ejemplo siguiente se usó un hidromiel semidulce de colmena completa.

Referencia de bolsillo

¿No distingues tu Melomel de tu Metheglin? El lenguaje del hidromiel puede ser un poco arcano. Afortunadamente, la contraportada del diario contiene un mini glosario que te ayudará a descifrar el lenguaje del vino de miel (hidromiel) mientras exploras sus misterios. Por si te lo preguntabas, Melomel es un hidromiel al cual se le ha añadido fruta (excepto uvas, en ese caso sería Pyment, o manzanas que sería Cyser). Metheglin es vino de miel al que se le han añadido hierbas o especias.

Ingrediente secreto

Se añadió una muy pequeña cantidad de hidromiel de verdad a la tinta de cada edición, lo cual se indica secretamente en la parte trasera.

Ecológico

33 Hidromieles está hecho con papel 100 % reciclado originarios de la costa del noroeste del Pacífico de Estados Unidos. Las páginas interiores están hechas 100 % de material reciclado después del consumo y las cubiertas están hechas de 85 % material reciclado después del consumo y 15 % material reciclado. Los cuadernillos están impresos con tintas a base de soja cultivadas en la soleada ciudad de Portland, Oregón.

Un agradecimiento especial a Garrett Garfield de La Espera Mead en Chile, quien ayudó con la traducción, y también a Chrissie Manion Zaerpoor de Kookoolan Farms Meadery, la inspiración para este libro y una gran ayuda en su producción. ¡Katie Heyn del Mead Market que echamos de menos, también fue de gran ayuda!

Customer Reviews

Based on 2 reviews Write a review

Related products